cambio de ropa de temporada
General

como hacer el cambio de ropa de temporada

Llega el buen tiempo y para la mayoría de nosotras también llega una tarea que consiste en cambiar las prendas de nuestro armario, guardando las que son más abrigadas y sacando aquellas más propias de las altas temperaturas, a veces, esta tarea se puede convertir en una auténtica pesadilla que nos lleva demasiado tiempo, pero para que no nos ocurra, vamos a recoger unas pautas que nos ayuden a saber como hacer el cambio de ropa de temporada de forma rápida y sencilla.

Lo primero para hacer un cambio de ropa debemos reservarnos una tarde en la que tengamos tranquilidad y no nos queda más remedio que asumir esta faena con paciencia y con buen ánimo, porque aunque en principio pueda parecer aburrida al final nos crea satisfacción ver todo nuestro armario ordenado y preparado para afrontar el cambio de estación.

cambio de ropa de temporada

Seleccionar las prendas

Comenzaremos sacando toda la ropa de invierno de nuestro armario y analizaremos una por una, te recomiendo que hagas dos montones uno con la ropa que quieres mantener y otro con ropa que vas a ir descartando que será aquella no hayamos utilizado en la temporada anterior, esté deteriorada o no sea ya de nuestra talla, esta ropa descartada guárdala en una caja y un consejo es que intentes ponerla a la venta aparte de despejar tu armario podrás sacarte algún dinerillo que siempre viene bien para algún capricho.

Limpia todas la ropa que vayas a guardar

Una vez que ya hemos seleccionado las prendas que nos vamos a quedar, antes de guardarla debes de revisarla y asegurarte que está bien limpia, esto es muy importante para que la ropa se mantenga en perfecto estado y te la encuentres perfecta cuando vuelvas a rescatar esas prendas, por tanto guardala limpia, sin manchas yo incluso la plancho,  hay algunos tipos de prendas que van a requerir una limpieza especial y tendrás que llevar a la tintorería como los abrigos, trajes de chaqueta o aquellas que tengan tejidos muy delicados.

Aprovecha para limpiar el armario.

Como tendrás el armario vacío es un buen momento para que aproveches y le des una pasadita con un trapito y lo dejes bien limpio, puedes quitar de forma fácil el polvo que se queda algunas veces acumulado en rincones difíciles, cuelga también un ambientador que aporte buen olor y que además sea de los que evitan las polillas.

Clasifica las prendas a guardarlas.

Una vez que tienes limpias las prendas y el armario, una forma de poderlas localizar sin dificultad es clasificarlas y guardarlas en un mismo sitio, por ejemplo selecciono todos los jerseys y los guardo todos en un mismo cajón, todas las camisetas y todos van al mismo sitio del armario y así hago con todas las prendas y de esta manera después las encuentras fácilmente, sin tener que hacer después un ejercicio de memoria intentando acordarte de donde pusiste aquél jersey o aquella camisa.

 

Hazte con cajas de diferentes tamaños

Hazte con cajas para guardar tu ropa de invierno, puedes comprarlas de cartón o de plástico, a mi personalmente me gustan más las de plástico ya que me parecen más resistentes y el cierre con su tapa me parece más hermético y de esta manera evitamos que pueda entrar polvo a la ropa, además como son transparentes a golpe de vista puedes ver las prendas que contienen en su interior y lo encuentras todo de forma más fácil y rápida.

Hay prendas como los abrigos, blazer o la ropa de piel que es muy delicada, estas prendas no te aconsejo que las guardes en caja, yo siempre las dejo colgadas en prendas de madera que son las que más me gustan porque son las que menos deforman la ropa y les pongo por encima una funda de plástico, pero si son prendas de piel la funda en lugar de ser de plástico es de tela porque permiten que la piel respire y de esa forma no se estropea.

Ordena la ropa de verano en tu armario

Llegados a este punto ya tienes toda tu ropa de invierno bien guardada y es hora de llenar el armario con la ropa de verano, haz lo mismo que has hecho anteriormente, es decir, antes de meterla en el armario haz dos montones y comprueba prenda por prenda, las que están deterioradas, no son de tu talla o no te pones deben ir al montón de descarte y las otras al montón de las seleccionadas y por tanto son las que irán a tu armario.

Para llenar el armario hazlo con un criterio, yo siempre ordeno por tipo de prenda y por color, es decir, pongo todas las faldas en un mismo sitio y todas las que son negras juntas, las rojas juntas….. y lo mismo hago con las camisas, camisetas, pantalones, shorts…. Aconsejo que siempre tengas perchas de madera dentro de tu armario, todas iguales esto te dará una sensación de orden increíble.

Ten en cuenta las prendas del fondo de armario

Acuérdate de que existen prendas que son “atemporales” es decir que puedes utilizarlas tanto en invierno como en verano, combinándolas de diferentes formas y procura que permanezcan en tu armario por ejemplo unos jeans, una camisa blanca, una falda negra, un pantalón negro…

 

Y una vez que hayas realizado todos los pasos que te he señalado tendrás un armario perfectamente ordenado, impecable y perfectamente preparado para afrontar la nueva estación.

Entrada anterior Entrada siguiente

1 Comentario

  • Reply Anna 3 Junio, 2016 at 12:06 pm

    Me gusta tu blog! Muy TOP los consejos 🙂
    Te invito a pasarte por el mío, soy bastante novata pero en unas semanas tendré nueva cámera y entonces la calidad será genial 🙂

    Un besito,
    http://www.missunexpected.com

  • Dejar comentario

     

    Entradas relacionadas