comprar zapatos
Asesoría de imagen, Tendencias

6 consejos para comprar zapatos

Los zapatos son unos accesorios fundamentales en cualquier armario, con ellos complementamos nuestros looks, conozco a muchas personas a las cuales les encantan los zapatos y suelen tener una buena colección, pero si tenemos que ser realistas, muchas veces no necesitamos tantos o algunos de ellos no los utilizamos la mayor parte de las veces porque nos resultan incómodos, hoy os voy a dar unos consejos para comprar zapatos y acertar con nuestro par de zapatos mas adecuado.

Revisar los zapatos que ya tenemos

Al igual que ocurre cuando vamos a salir a comprar ropa, cuando tengamos intención de salir a comprar calzado antes tenemos que pararnos y pensar en qué tipo de zapatos necesitamos invertir más, si es en zapatos para ir a trabajar o deportivos si hacemos algún deporte etc y en función de esto ver qué es lo que ya tenemos en nuestro armario.

Empezaremos descartando el calzado que se encuentra en mal estado y que ya no es posible que lo pueda reparar en un zapatero, igualmente también descartaremos aquellos pares de zapatos que no nos ponemos porque nos hacen daño.

Una vez que tenemos claro en el tipo de zapato que tenemos que invertir, tendremos en cuenta que si nuestro presupuesto no es muy grande, tenemos que comprar aquellos con los que podamos combinar mejor con la ropa que tenemos para crear los diferentes looks, yo en este caso aconsejo ir a los colores clásicos como negros, marrones y nude.

También dentro de nuestro presupuesto intentaremos comprar el calzado de la máxima calidad posible, pensemos que aparte de ser más cómodos nuestros pies lo agradecerán.

Otro detalle a tener en cuenta es que si vais a comprar calzado que os sirva para ir a trabajar, debéis evitar las sandalias, ya que rige la regla de que cuanto más pie enseña el calzado es menos apropiado para el entorno laboral, por lo tanto en estos casos debemos optar por un zapato que sea cerrado.

 

Ir a comprar calzado por la tarde.

Siempre que vayamos a comprarnos zapatos es mejor que vayamos a comprarlos por la tarde, ya que según va avanzado el día los pies se hinchan y es mejor comprar los que en esos momentos nos resultan cómodos, de lo contrario cometeríamos el error de comprar zapatos que cuando llegue la tarde no seamos capaces de soportarlos porque la hincharse el pie nos aprieten demasiado.

 

Comprar el calzado que nos resulte cómodo.

Esto lo llevaremos a rajatabla, solo compraremos el calzado con el que nos sintamos realmente cómodas, vigilaremos que las costuras no nos hagan roces, que la punta no nos comprima los dedos y la parte del talón no nos apriete demasiado ni nos haga rozaduras, hay que poner atención también a la plantilla siempre es mejor que sea blanda, cuando es dura especialmente si el zapato tiene mucho tacón al cabo de las horas seguro que tenemos dolor de pies y estamos deseando quitarnos los zapatos.

También aconsejo que nos probemos los zapatos cuando estemos de pie y una vez que tengamos los zapatos en nuestros pies que caminemos para comprobar como se sienten nuestros pies.

 

Comprar calzado atendiendo a nuestras piernas.

Debemos saber que si tenemos las piernas cortas, el calzado que sea abotinado o que se abroche al tobillo va a contribuir a acortar las piernas, para evitar este efecto hay que comprar zapatos de salón o que no abrochen al tobillo.

Si según va a avanzado el día nuestros tobillos también tienden a hincharse, debemos olvidarnos también de aquellos que van con pulsera abrochados al tobillo.

 

Comprar calzado clásico.

No obsesionarse con comprar zapatos que están de tendencia ya que una vez pasada la moda los dejaremos olvidados en el armario, podemos comprar algún para de zapatos que estén de rabiosa actualidad pero si no tenemos demasiado dinero aconsejo invertir en unos zapatos que sean de buena calidad y que no pasen de moda.

 

No comprar calzado demasiado alto si no estamos acostumbradas.

Existen diferentes tacones, si no estamos acostumbradas a llevar tacones altos es mejor comprar un par de tacón bajo o medio, a partir de 5  o 6 cm  de tacón ya vemos nuestras piernas estilizadas, una vez acostumbradas a esta altura, ir subiendo la altura del tacón poco a poco ya que si nos ponemos un tacón muy alto sin estar acostumbradas no estaremos cómodas y seguras y esta inseguridad e incomodidad se reflejara en nuestra forma de caminar.

 

Espero que estos consejos os sirvan de ayuda en la compra de nuestros zapatos y nunca más gastemos dinero en calzado que luego no podamos utilizar.

Entrada anterior Entrada siguiente

No hay comentarios

Dejar comentario

 

Entradas relacionadas