comprar sin derrochar
Asesoría de imagen

6 trucos para comprar ropa sin derrochar

A la gran mayoría de las mujeres nos gusta comprar ropa y llenar nuestro armario de prendas, sin embargo, esto no siempre resulta ser lo más práctico ni lo mejor para nuestro bolsillo, hoy os doy unos trucos que os ayudarán para que cuando salgamos de compras no gastemos en ropa y accesorios que no necesitamos.

No comprar de forma impulsiva

El primero de los trucos para comprar ropa sin derrochar es, antes de salir de compras tenemos que pensar en como es nuestro estilo de vida y en donde pasamos más nuestro tiempo y función de esto vamos a establecer porcentajes, es como si dividiésemos  una tarta en porciones, por ejemplo,  si trabajo de lunes a viernes estableceremos un 70% de tiempo, si tenemos hijos y pasamos tiempo con ellos y utilizamos ropa más casual que la que utilizamos para trabajar,  aplicamos un 20% y el otro 10% del tiempo lo podemos dejar si alguna vez tenemos algún evento o fiesta, con esto ya tendremos nuestro 100% de la tarta y podemos comprobar que lo que más vamos a necesitar es ropa para trabajar, también necesitaremos algunas prendas que nos sirvan para salir con nuestros hijos y alguna prenda para una ocasión especial que nos pueda surgir.

Por tanto, no debemos comprar de forma impulsiva sino teniendo en cuenta lo anterior, no tiene sentido llenar el armario de vestidos de fiesta si realmente como mucho tenemos dos o tres fiestas al año, lo lógico sería comprar prendas que podamos utilizar para crear looks para ir a trabajar y otras pocas para salir con nuestros hijos, de esta manera solo vamos a comprar pensando en lo que realmente nos hace falta y vayamos a utilizar.

En función de esto cada una tenemos que establecer los porcentajes de nuestras “tarta” porque cada persona tiene un estilo de vida diferente y rápidamente tendremos una visión clara de cual es el tipo de ropa en la que más tenemos que invertir a la hora de salir de compras.

Revisar nuestro armario.

Teniendo en cuenta lo anterior, organizaremos y revisaremos las prendas de nuestro armario, quitaremos las prendas que estén en mal estado, las que no nos sirvan, las que lleven más de un año sin utilizarse, aquí os ayudará leer el post como organizar nuestro armario.

Con la revisión de nuestro armario, tendremos claro lo que ya tenemos y lo que necesitamos y comprobaremos que quizás tenemos ropa suficiente para el estilo de vida que tenemos y que no necesitamos comprar tanto como creemos.

Comprar prendas que nos siente bien.

Compraremos únicamente las prendas que realmente nos convenzan y con las que realmente nos veamos bien porque sean adecuadas a nuestra morfología y porque el color de la prendas nos siente bien, si tenemos alguna duda es mejor no comprarla porque casi con toda seguridad terminará por quedar abandonada en nuestro armario.

Comprar prendas básicas.

Son aquellas que no pasan de moda y nos van a permitir crear diferentes looks combinándolas entre ellas; ya que estas prendas las vamos a utilizar muchas veces, es mejor que sean de buena calidad.

Comprar accesorios.

Compraremos accesorios y complementos que nos permitan utilizar las mismas prendas pero que parezcan que son diferentes simplemente cambiando el bolso, o un collar o un cinturón.

Compra alguna prenda que sea de tendencia.

No tiene ningún sentido llenar el armario de prendas de tendencia porque una vez que esa tendencia pase de moda ya dejaremos de utilizar esa ropa, lo que si podemos hacer para evitar que nuestro armario sea aburrido es comprar dos o tres prendas de tendencia pero no más.

 

Con estos trucos estoy segura de que tendréis mucho más claro en las prendas en las que tenéis que invertir vuestro dinero.

Entrada anterior Entrada siguiente

No hay comentarios

Dejar comentario

 

Entradas relacionadas