maquilladora profesional
Belleza, Maquillaje Profesional

Maquilladora profesional en Madrid

La semana pasada os contaba en el post curso de maquillaje profesional las ventajas que podíais encontrar al realizar un curso de maquillaje y formarte como maquilladora y hoy os voy a hablar de mi experiencia.

Lo primero contaros que siempre me he sentido atraída por el sector de la imagen personal;  yo soy de las que opino que la primera impresión que te causa una persona es fundamental y de esa primera impresión sacamos unas primera idea de cómo puede ser una persona.

Al darle importancia a la imágen, me he preocupado de estar informada y de conocer las tendencias, lo que se lleva y lo que no, lo que puede favorecer tanto en nuestra forma de vestir como en nuestra forma de maquillarnos  y permaneciendo atenta a todas las novedades cosméticas que las distintas firmas ponen al alcance de nuestra mano.

En un determinado momento de mi vida, decidí dar un giro en el aspecto profesional y dedicarme a algo que verdaderamente me gustase y lo tuve claro, lo primero que hice fue formarme, porque si bien puedes adquirir cierta práctica maquillándote a ti misma o a familiares o amigas pensé que tener un título de maquilladora siempre te puede ayudar, ya que mediante la formación vas adquiriendo técnica, coges mucha práctica y eso se traduce en tener más seguridad para hacer las cosas y además conoces formas diferentes de utilizar los productos que quizás a ti nunca se te hubiesen ocurrido.

Mientras realizaba la formación y una vez acabada,  tuve mis prácticas realizando maquillajes para rodajes, fotografía y bodas;  el hecho de tener la oportunidad de maquillar a muchas personas distintas,  sin duda las considero grandes oportunidades porque te hace perfeccionarte como maquilladora día a día;  los primero trabajos los haces en practica sin cobrar pero lo más importante en estos casos no es el dinero sino otros beneficios que te puede proporcionar.

Si quieres ser maquilladora profesional,  te aconsejo que siempre tengas mucho interés por aprender lo máximo posible, si tienes ocasión de trabajar aunque sea como ayudante o asistente de un profesional no lo dudes, también es importante hacer intercambios con otras personas que comienzan en la profesión y continuar formándote.

Y en mi opinión una buena maquilladora profesional, no solo tiene que tener interés en formarse, practicar muchísimo y aprender día a día sino que también debe de contar con unas ciertas cualidades y que considero tan importantes como saber maquillar muy bien, entre estas cualidades esta el ser un poco “psicóloga” y esto lo digo porque una maquilladora ante todo cumple la función de tener que asesorar al clíente con lo que más le favorece, observar cómo es el estilo del cliente y en función de su estilo asesorarlo pero sin cambiar su identidad, sin que el cliente se sienta como “disfrazado” o “incómodo” porque no se reconoce.

Otras cualidad importante es tener cierta capacidad para adaptarse a los cambios que se van produciendo en el sector ya que cada temporada cambian las tendencias y las modas y el maquillador debe de asimilar esos cambios que se producen de forma rápida para aplicarlos en su trabajo  y para no quedarse atrás.

Y aparte de lo que os he mencionado algo que considero muy importante es la calidad de tu trabajo, ya que habla de ti y por supuesto disfrutar haciendo lo que te gusta.

 

Entrada anterior Entrada siguiente

No hay comentarios

Dejar comentario

 

Entradas relacionadas