errores en el probador
Asesoría de imagen, General, Looks

errores al probarnos las prendas

Como estamos en época de rebajas y para complementar el post rebajas: trucos para comprar, he pensado en escribir sobre algunos errores que veo que se comente de manera muy frecuente en esta época cuando vamos de tiendas, me estoy refiriendo a los errores al probarnos las prendas, voy a hacer una mención de cuáles son los más frecuentes y cómo podemos evitarlos.

No ir vestida de forma adecuada

Cuando vamos a ir a comprar ropa, no debemos ir vestidas “de cualquier manera”, piensa en lo que vas a comprar, si por ejemplo, es un vestido formal probablemente si te lo vas a probar con un calzado deportivo no te vayas a ver bien y quizás esto te haga descartar la prenda cuando realmente te queda perfecta, por tanto, cuidad este detalle e ir vestidas con arreglo al tipo de ropa que pensáis comprar y que os tendréis que probar.

Probarnos solo una talla de cada prenda

Cada marca talla de una forma determinada, esto lo sabemos todas, lo que en una tienda nos queda bien siendo una talla S en otra tenemos que elegir una M, cuando vamos a probarnos una prenda no debemos elegir una sola talla de un modelo determinado sino una talla por encima y otra por debajo, así si una talla no nos queda bien podemos inmediatamente probarnos otra sin tener que salir del probador a buscarla y tenernos que vestir y desvestir de nuevo.

Revisa la prenda escrupulosamente

En las rebajas, con la aglomeraciones, el poco orden que a veces encontramos en las prendas, el estres, las prisas por salir de la tienda etc nos despistamos y no revisamos bien las prendas y al llegar a casa vemos que esta manchada, o descosida o rota en alguna parte y no nos habíamos dado cuenta, así que yo aconsejo perder unos minutos aunque sea dentro del probador revisando cuidadosamente la prenda que habéis elegido y que os vais a comprar para evitar sorpresas de última hora a llegar a casa.

Atenta a la iluminación del probador

iluminacion probador

Muchas veces los probadores no tienen la mejor de las iluminaciones y según como esté situada puede parecer que la prenda no te favorece, a mi me pasa en muchos probadores que al entrar lo primero que pienso al mirarme al espejo es ” qué mala cara tengo…” y después al mirarme en otro lugar compruebo que no es así; pues lo mismo pasa con las prendas así que no os fiéis de la luz de probador, muévete para verte desde diferentes ángulos, si es necesario sal de probador y mírate ” a distancia”.

Compras con acompañante ¿si o no?

En este punto a mi me surgen dudas, hay personas a las que les gusta tener una segunda opinión y les gusta ir de compras acompañadas para que en caso de indecisión una acompañante le dé su opinión y les ayude a decidir, en mi caso personal (y supongo que también le pasará a otras personas); prefiero ir sola ya que lo que me suele pasar, es que me pruebo la prenda y puede que al principio no me termine de convencer, sin embargo, mi acompañante me dice que me sienta bien y al final termino comprándola y al llegar a casa la prenda sigue sin gustarme y tengo que hacer otra visita a la tienda para devolverla, así que ir con acompañante o no, os lo dejo a vuestra elección, ¿vosotras qué opináis?

Probarnos el calzado siempre

calzado que nos hace daño

A veces también con el calzado nos confiamos y nos lo probamos de forma ligera en el probador (o en la tienda) y decimos ” es mi número, me lo llevo¡¡” y al llegar a casa y comenzar a caminar comprobamos que nos destrozan los pies; para evitar esto procura no solo ponértelos en el pie sino caminar unos pocos pasos para comprobar si es verdaderamente cómodo y no te roza en ninguna parte.

 

Y hasta aquí mis recomendaciones que os evitarán cometer errores al probarnos las prendas ¿se os ocurren algún otro error que podamos realizar cuando vamos de compras?

 

Entrada anterior Entrada siguiente

1 Comentario

  • Reply Marisa 7 enero, 2016 at 3:47 pm

    muy buenos consejos, la verdad es que es cierto que algunos de estos errores los cometemos con mucha frecuencia, intentaré evitarlos a partir de ahora.

  • Dejar comentario

     

    Entradas relacionadas